Skip to content

La moral católica –

Iglesia católica belga reconoce abusos sexuales a menores

Es el primer “mea culpa” público, aunque sin consecuencias legales, desde que se revelaron los casos. 

Dpa – Publicado: 13/09/2010 – Bruselas. El cardenal primado de Bélgica, André- Joseph Leonard, expresó hoy lunes el deseo de la Iglesia de “estar junto a las víctimas” de abusos sexuales a menores, un escándalo conocido como el caso “Dutroux de la Iglesia”, por los 500 casos de pederastia cometidos por sacerdotes católicos belgas entre los años 60 y 80, incluidos 13 suicidios posteriores. 

Se trata del primer “mea culpa” público, aunque sin consecuencias legales para los culpables, que entona la Iglesia Católica belga desde que se dieron a conocer los casos de abusos por parte de religiosos belgas. “Fueron errores del pasado”, según admitió hoy Leonard, arzobispo de Malinas- Bruselas, en una rueda de prensa abarrotada de periodistas. 

Precisamente esa arquidiócesis, al norte de Bruselas, fue investigada por las autoridades belgas en busca de pruebas de delitos. En junio pasado, la policía belga llegó incluso a profanar algunas tumbas en la catedral de Malinas, en busca de pruebas. 

El cardenal Léonard reaccionaba así a la publicación, el viernes pasado, de un informe (de la “Comisión Adriaenssens”, por el apellido de su autor, el psiquiatra Peter Adriaenssens) que daba cuenta de cerca de 500 casos de abusos sexuales a menores por parte de religiosos, incluidos “penetraciones anales, sexo oral y vaginal, y tocamientos diversos”, además de 13 casos de suicidios, en los años posteriores a los hechos por la “enorme presión psicológica”. 

Léonard admitió esos “errores del pasado” en referencia a los casos de abusos en el seno de la Iglesia, entre ellos el del ex obispo de Brujas Roger Vangheluwe, quien dimitió de su cargo en abril pasado, tras admitir haber abusado sexualmente de su sobrino durante 13 años consecutivos, en los años 70. 

No obstante, numerosas asociaciones de defensa de las víctimas de abusos y algunas voces en el seno de la Iglesia se mostraron decepcionadas, dado que esperaban una autocrítica más abierta y con consecuencias legales para los abusadores. 

“Estas historias, y el sufrimiento que conllevan nos hacen temblar”, dijo Leónard. Sin embargo, la frase que más angustió a las víctimas fue cuando el purpurado comentó que las emociones “son de tal talla” que “es imposible presentar hoy una propuesta (de medidas) detallada”. 

Aunque la mayor parte de los delitos ha prescrito y la mitad de sus autores ha fallecido, los trabajos de la “Comisión Adriaenssens” han generado una profunda conmoción entre la población belga. El caso ha sido bautizado por la prensa como el “caso Dutroux de la Iglesa”, en referencia al pederasta Marc Dutroux, que violó a seis niñas y asesinó a cuatro, en la década de los 90. 

Además, Léonard anunció la creación de un “centro especializado” para acoger a víctimas de abusos sexuales en la Iglesia. “Se trata de un problema de toda la sociedad, no solo de la Iglesia”, aseguraron hoy fuentes de la jerarquía católica belga. 

No obstante, la Asociación para los Derechos Humanos en el seno de la Iglesia belga, que aglomera a numerosas víctimas de abusos por el clero de ese país, se mostró decepcionada. 

“¿Cómo va a trabajar con garantías un organismo de ese tipo si sus trabajos se harán en el seno de la propia Iglesia? Haría falta una institución independiente que se ocupe de las víctimas”, declaró la portavoz de esa organización, Lieve Halsberghe, citada por los medios belgas. 

Por otra parte, Léonard también recordó que el derecho canónico tiene la facultad de imponer duras sanciones en este tipo de casos. 

“Se exponen (los abusadores) a sanciones (…) incluidas las previstas en el derecho penal (…) incluso (los responsables de abusos) pueden ser apartados temporal o definitivamente de la Iglesia”, agregó. 

Otro de los puntos en los cuales la Iglesia Católica belga quiere hacer hincapié es en la futura política de “recursos humanos” de la cúpula eclesiástica para evitar que entren a los seminarios jóvenes con inclinaciones poco recomendables. 

“Se mejorará nuestra política de reclutamiento en los seminarios (…), la cual debe estar basada en la confianza mutua”, subrayó Léonard. 

La Comisión independiente encargada de investigar los abusos sexuales a cerca de 500 menores en la Iglesia Católica belga concluyó que “no se trató de nimiedades”. “Hubo múltiples casos de penetración anal, masturbaciones y otras barbaridades”. 

“No se habla aquí de simples acosos sexuales (…) hubo casos de sexo oral y anal, de masturbaciones recíprocas (…). Por decirlo claramente: de hechos horribles y gravísimos”, aseguró Peter Adriaenssens, quien compareció el viernes pasado ante la prensa para explicar los resultados de sus investigaciones. 

Dos terceras partes de las víctimas eran menores de entre 15 y 16 años en el momento de los hechos. Una tercera parte de las víctimas de abusos eran mujeres muy jóvenes, en torno a las mismas edades, explicó Adriaenssens. 

La “Comisión Adriaenssens” presentó su dimisión en junio pasado debido a que, según el experto, él se sentía “desautorizado” en sus investigaciones. La Justicia belga confiscó todos los expedientes de esa comisión, aunque prometió avanzar en las pesquisas. 

No obstante, en el momento de dimitir anunció que seguiría adelante con el trabajo hasta terminarlo. 

 

Detienen a párroco de Putaendo por violaciones y abusos a menores

Parroquia San Antonia de Padua de PutaendoPUTAENDO.- La Brigada de Delitos Sexuales de la Policía de Investigaciones, PDI, detuvo este sábado a Francisco Valenzuela Sanhueza, de 49 años, párraco de la Iglesia San Antonio de Padua de Putaendo -V región-, acusado de al menos dos violaciones y un abuso sexual perpetrados contra menores de edad. 

De acuerdo a los antecedentes policiales, el religioso se aprovechaba de la confianza de los padres para perpetrar los ataques contra sus víctimas, que eran acólitos e integraban el coro de la parroquia. 

Las agresiones se habrían producido entre los años 2002 y 2004, cuándo las víctimas contaban con 13 años de edad. 

Tras un mes de investigaciones Valenzuela, quién reconoció sus delitos, fue arrestado y pasado a control de detención, y quedó a disposición del Tribunal de Garantía de San Felipe, decretándose ampliar su prisión preventiva por 90 días mientras dura la investigación. Esto, porque la policía no descarta la detención de más personas en calidad de encubridores o coautores de los delitos. 

 

La Iglesia chilena suspende a un párroco acusado de abusar de tres menores

Por Agencia EFE – hace 14 horas – Santiago de Chile, 6 sep.- La Iglesia chilena anunció hoy la decisión de suspender de su ejercicio sacerdotal y abrir una investigación canónica contra un párroco de 50 años acusado de haber abusado sexualmente de tres menores, informó la institución. 

Francisco Valenzuela Sanhueza, sacerdote de la localidad de Putaendo, a unos 100 kilómetros de Santiago, se encuentra en prisión preventiva tras ser formalizado el pasado sábado por abusar de tres menores, dos de las cuales habrían sido violadas. 

El fiscal de San Felipe, Benjamín Santibáñez, confirmó ayer que el religioso ha reconocido su responsabilidad en los hechos, que se produjeron entre los años 2002 y 2004. 

La investigación, que se prolongó durante un mes, se inició a partir de la denuncia de una de las tres implicadas, que ahora tiene 20 años. 

Al parecer, el religioso aprovechaba la confianza de los padres, que eran acólitos e integraban el coro de la parroquia, para abusar de las víctimas. 

A través de un comunicado, el Obispado de San Felipe aseguró hoy que, al conocer estas acusaciones, decidió como medida cautelar poner fin a su función de administrador de la Parroquia San Antonio de Padua de Putaendo y suspender su ejercicio sacerdotal. 

Además, después de la formalización del párroco, el Obispado ordenó la apertura de una investigación canónica. 

Al mismo tiempo, las autoridades eclesiásticas manifestaron hoy su confianza en la acción de la Justicia civil y ofrecieron su “más amplia colaboración para el esclarecimiento de los hechos y el imperio de la verdad”. 

El Obispado también expresó su “total acuerdo con la doctrina establecida por el Papa Juan Pablo II, reiterada por el Papa Benedicto XVI y los obispos en Chile en cuanto a que no hay lugar en el sacerdocio ni en la vida religiosa para quienes dañan a los jóvenes”. 

El pasado mes de abril, el presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, Alejandro Goic, cifró en una veintena el número de casos de pederastia detectados en los últimos años en el país. 

 

Investigan muerte de sacerdote al interior de una parroquia en San Bernardo

El religioso René Aguilera sufría de una profunda depresión y dejó una carta en la que designa a un albacea para que administre sus bienes. 

SANTIAGO.- La fiscalía Metropolitana Occidente investiga el caso de un sacerdote que fue encontrado sin vida en la parroquia que dirigía en la comuna de San Bernardo.Se trata del religioso René Aguilera Colinier, quien según radio Bio-Bío sufría una profunda depresión desde hace un año, tras someterse a un bypass gástrico. 

Su muerte quedó al descubierto esta mañana, cuando unos colaboradores llegaron a buscarlo a la parroquia Santísima Trinidad de esa comuna, ubicada en la calle Parque El Morado, donde el sacerdote residía. 

Como el sacerdote no respondió a los llamados le solicitaron a una asesora del hogar que abriera la puerta, hallando al religioso colgando desde una viga.
Junto a su cuerpo fue encontrada una carta en la que habría explicado las razones de su decisión y designa a un albacea para que administre sus bienes.

 

La Caída Moral

(Artículo a cargo de Dispensación de las Vísperas del Advenimiento del Milenio de Paz)

La Moral es la Jurisprudencia de la conciencia en el Hombre.

Veamos qué entiende por Moral la teología católica:

La moral no es una jaula ni una prisión que quita la libertad. El conjunto de reglas, prohibiciones y mandatos que propone, sirve por el contrario para custodiar la libertad, para que el hombre pueda alcanzar, como individuo y como comunidad, su plena realización. Como las reglas de la salud tienen como fin el garantizar nuestro bienestar físico, así las normas morales son las condiciones necesarias para conducir a la persona al pleno desarrollo de sus capacidades de conocimiento y de amor.

Tomemos como ejemplo las reglas establecidas por la justicia. Si se respetan, se sirve en una sociedad ordenada y pacífica. Si, por el contrario, no son respetadas se dan gravísimos abusos, como robos, homicidios, discordias, engaños, egoísmos de todo tipo, etc.

Otro ejemplo significativo lo ofrecen las normas para conservar el medio ambiente. Si son respetadas, entonces el medio ambiente ayuda al hombre a vivir feliz. En caso contrario pueden derivarse consecuencias tan graves que pongan en peligro la misma existencia humana.

Las reglas, como se ve, no obstaculizan sino que facilitan y favorecen la consecución de los resultados que nosotros deseamos.

Comprendamos así las palabras de Jesús: “Si quieres entrar en la vida, observa los mandamientos” (Mt. 19, 17).

1. ¿Qué es la moral católica?

La moral católica es el conjunto de las normas que enseñan al hombre cómo debe comportarse para vivir según Dios, y así realizarse así mismo y alcanzar después de esta vida la felicidad eterna del Paraíso.

2. ¿Es posible resumir en pocas palabras la enseñanza de la moral católica?

Se puede resumir en pocas palabras la enseñanza de la moral católica diciendo que la cosa más importante, es más, la única cosa verdaderamente importante es vivir, crecer y perseverar hasta el final en la gracia de Dios, observado los mandamientos y evitando el pecado, sobre todo el pecado mortal, para merecer así la felicidad eterna.

3. ¿Es difícil practicar la moral católica?

La moral católica es exigente y comprometida, porque nos propone un ideal altísimo, el de vivir como hijos de Dios, pero somos ayudados en nuestro camino por los ejemplos de Nuestro Señor Jesucristo, de la Virgen María y de los Santos, y sobre todo por la gracia del Espíritu Santo que nos da en los sacramentos y podemos siempre pedir en la oración. La dificultad del empeño es después compensada por aquella gratificación, paz y alegría interior que derivan de la conquista de todo gran ideal.

Ref: “Moral Católica y Liturgias”

 

Según la esencia de la Ética y Moral, sabido es que ‘un conjunto de reglas de comportamientos y propósitos delegados a modo de  bien común no constituyen de por sí una Moral jurídicamente válida ante la Conciencia Humana’. A la reglamentación moral se conoce como ‘moralidad institucionalizada’ y es efecto de un conjunto de puntos de bienestar y bondad, comportamiento y medidas que sus integrantes deben acoger y respetar para bien de la corporación y su autenticidad.

Aquello que la institucionalidad católica enseña y promulga como ‘moral católica’ equivale a sanciones de tipo moral que pueden cambiar, ser reformadas, y hasta violadas. Porque en la trasgresión a una regla establecida existen los atenuantes, y una ruptura de la moralidad sancionada exige una separación entre el individuo que rompe la ley moral, y la regla misma. Esto se entiende por ‘acto de justicia’ que siempre favorece al sujeto, y deja en entredicho el valor de la enunciación moral. Es lo que Lao Tse llamó: una moral hipócrita; y es justamente aquello que tanto fustigó JesúsCristo ante los fariseos.

La Moral, cuan estado de la Conciencia, constituye un elemento que nunca podrá ser ‘relativo’, pues si lo es ya no es Moral. Las reglas y modos son efectos, aplicaciones, pero jamás ‘La Moral’. Pero para sostener el enjambre parcial de la moralidad discutible debe existir algo superior, y verdaderamente poderoso y prioritario: La Institución. Y en el cristianismo eclesiástico, y no solo católico, se ha levantado la palaciega corporación cuan esencia del existir y ser de sus miembros. No es La Moral el fundamento de estos varones al y del  poder, sino La Institución y sus gruesos muros de Omertá y omisión.

Si la norma Moral es ambigua es porque su sustento es frágil: ‘La moral católica es el conjunto de las normas que enseñan al hombre cómo debe comportarse para vivir según Dios, y así realizarse así mismo y alcanzar después de esta vida la felicidad eterna del Paraíso’.

El sustento de la Moral es la Fe, y sin un apoyo doctrinario basado en una Ley sancionada por Dios, no puede existir tal moralidad; porque las reglas de los Hombres,  en cuanto a Dios, no pueden ser ley para llegar a Dios. Y aquí debemos rehacernos a Pablo, el Apóstol, en carta a Hebreos, cuyo contenido es altamente jurídico y semilla de la Moral Crística:  no puede existir ‘nuevo sacerdocio’ sin un cambio en la Ley de Vida;  y este Cambio en la ley jamás podría ser provocado por Hombre alguno, sino por el Verbo, el Cristo, quien siendo Dios el mismo cerró la vieja Ley y estableció la ley de resurrección;  y si dijésemos que la resurrección no fue, no existe, entonces diríamos que Cristo nunca vino. Ahora, el Hecho de los Tres Días y sus vitales cambios para el Hombre, y los misterios de los 40 días posteriores, y el evento trascendente de Pentecostés… con la clara tarea para los consagrados de llegar y conocer la Voluntad del Padre, y de asumir la propia siembra y la medida de sus frutos para todo Hombre… nos colocan a todos sobre una nueva tierra, y en ésta ya no hay altar de sacrificios con un sumo sacerdote al viejo modo, sino que Vive el Altar de Cristo, quién desde su Reino nos llama a convertirnos en sacerdotes bajo el Bautismo, y seguirlo a Él cuan Sumo Sacerdote Celestial en la Perpetua Línea del Sacerdocio de Melquisedec.

Si esta es la esencia de la Ley de Cristo, y son sus enseñanzas, no las reglas de una institución, sino sus enseñanzas, como las del Sermón del Monte, y la advertencia sobre que todo daño a un niño es una afrenta hacia Él mismo…  mal podríamos los Hombres alzar una jurisprudencia moral por encima de la Ley, que Es Cristo, y de sus Enseñanzas: que son el Evangelio.

Establecida la Fe, la Nueva Ley y la Enseñanza, no hay institución por encima de esta trilogía Moral bien sustentada y sólida. Porque si aceptamos que la Moral debe ser un elemento vivo que conduce a un alto rango humano y espiritual, mal podríamos inventar metas extraídas de una distorsión de la doctrina emanada de Cristo: pues si La Salvación es Gracia concedida por los Hechos del Cristo Vivo, y el pecado no es superior a esta Gracia, y el Hombre desde tal Ley de Cristo no nace en pecado, sino se hace al pecado en su andar por el mundo… y por propósito supremo el Cristo Dios ha establecido que el Hombre debe saber, conocer y poner la Obra designada por el Padre… ¿cómo una enunciación moral podría plantear que su objetivo a cumplir es que el Hombre alcance el paraíso? ¿Deducimos entonces que con el cumplimiento de normas morales el católico llegaría al paraíso? ¿Entendemos por ende que todo es cuestión de ‘saber comportarse?… como los fariseos… y no se trata de ‘coherencia’, de ‘verdad interior’… sino de ‘comportamientos’?

En los hechos, y en la verdad más inmediata, es la Institución el real fundamento del católico. Si fuese La Moral basada en la coherencia y su recta aplicación integral, habría bastado un hecho de abuso de menores, un suicidio de uno de sus miembros, un acto de corrupción… para que la crisis se manifestara y sus miembros entrarán en una profunda revisión de su verdad y congruencia. Sin embargo es La Institución aquella que ha prevalecido, ha ocultado información, ha omitido verdades, ha trasladado a miembros degenerados, ha sido cómplice de aberraciones por acción y negligencia. Y ante la aberración Moral del suicidio, que bien sabemos es el peor atentado en contra de uno de los más estrictos Mandamientos de Dios: no matar… pareciera que todo se relativiza, nada es suficientemente grave, nunca es suficiente, y nada de este desastre es tan catastrófico, pues por encima de estos hechos tremendos… La Institución debe prevalecer… pues de mantener la viga maestra de la institucionalidad, se puede seguir siendo parte del entramado político del Mundo… y existir.

Hoy esta corporación religiosa del mundo no toca el tema Moral, ni analiza los hechos desde la Moral, ni siquiera de sus propias reglas, pues hasta la relativa moral de sus normas no soportaría el andamiaje de los pecados que tarde o temprano sepultarán su pesada carga.

Es urgente ser claro en esto: Cristo, JesúsCristo, el Verbo, Dios, La Trinidad Divina… no caerán con la apostasía; ni es legítima la crítica que desde el ataque a la oscuridad de los pecados católicos pretende hacer caer la validez de Nuestro Salvador y Dios. Ni deben creer los católicos que por colocar sobre la verdad una realidad que ya hace agua como bote viejo, estamos atacando la Fe cristiana. Pueden caer las iglesias, y pueden fallar los Hombres… pero Dios y su Reino prevalecerán sobre este Tiempo y a pesar de todo aquello que podamos creer, o no creer.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. gus permalink
    mayo 31, 2012 12:46 pm

    Por favor, no se puede construir una organización dedicándose a denigrar de otra Iglesia, los argumentos aquí expuestos creo que no convencen sino a aquellos o que están completamente desinformados de lo que dice y pasa en la Iglesia Católica, o a los que están predispuestos a recibir este tipo de razones. Yo sugiero que busquen otros medios para ganar adeptos, pues esta forma de realizar proselitismo, los deja muy mal parados, pues si se hace un análisis medianamente critico, por ejemplo de el escrito anterior, rápidamente nos damos cuenta de que no dice absolutamente nada.

    • Edición GF permalink
      julio 24, 2012 2:53 pm

      Gracias por su comentario. Es sabiduría informarse y tener en consideración Los Hechos. La historia del catolicismo, y los Hechos, como la corrupción bancaria del vaticano, la pedofilia pululante y masiva…son solo ejemplos de una prolongada historia de aberraciones. Pero ni siquiera estas atrocidades nos mueven a la crítica, sino que nos basamos en la Apostasía que se ha hecho sangre en esta institución del Mundo. Y nadie ‘gana adeptos’ denunciando lo que todos ya saben y pueden saber si se tiene la voluntad de estar informado, faltaría más; sino que es DEBER de toda persona que Ama a Cristo Dios, a JesúsCristo, diferenciar su Realidad Santa y Salvadora de la tutela de una iglesia que se hace para sí de una autoridad que no posee. La Apostasía consiste en negar al Cristo Dios en nombre de un Jesús histórico muriendo cada día en la cruz romana. El Cristo que conocemos ejecutó la Liberación del Hombre en los Tres Días de Su Batalla en los infiernos, y en la Redención posterior en los 40 días de Restauración, y en el gran portento del Sello del Espíritu Santo (pentecostes). Ese Cristo Dios, liberador y VIVO, en nada asemeja al Jesúcristo muerto y sangrante que la iglesia católica sigue mostrando con alevosía de culpas y pecado. Como ve, amigo, no se trata de proselitismo barato, como el que Ud. exhala, sino de verdades de fondo que nos colocan en veredas contrarias: acá los Consagrados que se Relacionan con el Cristo Vivo y Victorioso…allá quienes siguen encorvados por la culpa y el pecado, y por ende sometidos a la dependencia de varones corruptos y mundanos.
      Le invitamos a una lectura completa de los Contenidos, y no se deje ofuscar por el amor a su raída camiseta. Tenga misericordia con Usted Mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: