Skip to content

Doctrina de Gracia

octubre 2, 2013

 -Los 24 Principios de Fe que nos Consagran –

Este es el Cuerpo Doctrinario, de Sabiduría, sobre el cual alzamos nuestro Templo.

1)    Dios ES. Existe cuan Ley de Vida independiente de las creencias humanas, de las religiones y de la historia del Hombre. Es Ley en cuanto su Creación posee un Orden Intrínseco de Vida que actúa a según de los grados de inteligencias creadas.

2)    Dios es Espíritu. En cuanto Es Inteligencia Suprema sin forma pero que puede manifestarse en toda forma de su Creación. Espíritu en términos divinos es Vida Consciente de Sí Mismo.

3)    El Hombre posee un Espíritu que es parte, semejanza e imagen, de Su Creador. El Espíritu en el Hombre es Dios en el Hombre. ‘Orar En y Por Espírito al Padre que ES Espíritu’ es la esencia de esta verdad trascendente.

4)    Es ‘Padre’ en cuanto es Origen Creador, Patria, Matriz y Gen sustancial de toda Inteligencia creada. Siendo Dios debe entenderse la calificación de ‘Padre’ como un rol, una calidad, que explica al Hombre que su propia existencia se encuentra ligada a este Origen Primordial.

5)    El Creador no es un ‘Ser similar al humano’  o (como) (solo) algo superior al Hombre. La Creación es infinita, insondable, y posee leyes profundas imposibles de descubrir en su totalidad. El Espíritu Padre es un Creador Consciente de lo que Crea: a eso se llama ‘Plan’. Un ‘Plan’ inconmensurable del cual el Hombre hace parte.

6)    Siendo el Espíritu Padre inalcanzable sin el Poder del Espíritu en la persona, y requiriendo el Hombre ser Gobernado por Su Espíritu para lograr unidad con el Creador: es menester que el Ser Humano reconozca y viva al Espíritu que le habita.

7)    Siendo el Hombre un Ser mental, sensual y carnal, y hallándose éste en un Mundo de Polaridad (Bien y Mal), la tarea vital de convertirse en un Ser Espiritual ha sido, desde los albores de la conciencia humana, una lucha, un combate y la gran cuestión ha resolver.

8)    Desde el Espíritu el Hombre puede llegar a Dios Creador. Pero en el Hombre el Espíritu se confunde con lo mental, con el Alma (sensual-sentidos), con lo carnal y las necesidades del Mundo. La filosofía, la religión, los dogmas, los cultos y procesiones, como los rituales esotéricos y los actos ceremoniales formales son el resultado de experiencias y experimentos fallidos: en donde lo espiritual ha sido vestido de sentidos y animosidades, de intelecto y ejercicio del pensamiento, y de actos externos para mostrar en el cuerpo la supuesta espiritualidad lograda. La unión de sobrevivencia para ejercer Poder Mundano conllevó a que la política se vistiera con piel de oveja: así nacen las religiones. Y el mayor instrumento de lo Mundano, el reino del dinero, opuesto a Dios, terminó por hundir la espiritualidad de la humanidad.

9)    La Caída no es un Hecho acaecido hace miles de años. La Caída se sucede y repite a cada minuto en la vida de los Hombres. Medir lo Espiritual, lo Divino, lo Trascendente desde el Tiempo histórico es otra trampa de la mente artificial. Todo lo Espiritual, Divino y Trascendente NO POSEE TIEMPO, ni está ligado a lo Temporal. El Espíritu NO se mide ni se sujeta al Tiempo, a la edad, al calendario, a los horarios. El Espíritu NO tiene Tiempo. El Tiempo no es ley para el Espíritu.

10)   La Caída es un Hecho que se sucede en cada Hombre: como fue al comienzo con los primeros, así sigue siendo con los postreros. Y si la Caída consiste en favorecer Los Sentidos antes que al Espíritu; la mente artificial ante que la Sabiduría; los Deseos ante que la Obediencia al Plan de Dios; y sobre todo desechar, negar, renegar o desconocer la conexión con el Creador y Su Voluntad escrita en el Espíritu del Hombre…entonces tal Discernimiento y la Opción por Dios, o lo contrario…la ceguera ante el propio Espíritu y la opción por el Mundo, los Deseos, lo Carnal, lo mental y los Sentidos… hacen la diferencia: o Cainita o Abelita. O Hijo de Dios. O Hijo del Mundo. O muertos en Espíritu. O Vivos en Espíritu.

11)    El crimen de Caín sigue siendo hoy el Crimen del Hombre violento y mundano, del soberbio, en contra de los inocentes. Guerras, revoluciones, intimidación, agravios y enemistades, competencias y arribismo, sometimiento y esclavitud, imposiciones e intervenciones que socavan y anulan la libertad concedida por Dios. El crimen de Caín se repite a lo largo de la historia del Hombre que niega la Gracia de Dios.

12)    De que existan ‘muchos tipos de divinidad’… pero Solo un Dios Creador… es un asunto de Espiritualidad y Sabiduría para su real entendimiento. ‘Vuestro padre es Belcebú’. En esta aseveración de JesúsCristo a los sacerdotes hebreos – que no es la única de este tipo-  y en el relato de la rebelión del ‘Ángel de la Mañana’… se enseña que lo Tenebroso posee su propia divinidad, contraria a la divinidad de Luz y de Vida que proviene del Padre. En Génesis y en Apocalipsis nos hablan de los Elohim y de los ‘Señores de los Días’. Cristo aparece cuan Divinidad guiando un Concilio Santo de 24 Santos y Sabios. La primera generación adámica colocada en este Tierra era como ‘un dios’ en comparación a la humanidad que ya existía en este Mundo. Cristo dice a los hebreos: ¿Acaso no está escrito: dioses sois?”.

13)    Juan, el apóstol Apartado por Mano de Cristo, comienza su Testimonio en su Evangelio declarando que Cristo es el Verbo del Padre, co-Creador con éste, y Dios por ser Creación Divina y no humana, no carnal. La encarnación del Verbo Dios en Jesús no rebaja a Dios sino que eleva al Hombre. Por lo mismo: seguir a Jesús sin la Sabiduría y Potestad divina de Cristo, el Verbo… es apostasía, es negación.

14)    El Discernimiento Espiritual, la Sabiduría…no la teología, no la historiografía, no los estudios mentales de las religiones y sus expertos…nos muestran y revelan que Tres Divinidades han venido entre los Hombres por Gracia de Dios: el Krisna; el Buda; y el Cristo. Y estas Presencias e Intervenciones divinas corresponden a un Plan cuyo centro es el Hombre. Primero, la elevación del Hombre de su humanidad básica a su Espiritualidad e Inteligencia superior – Krisna-; segundo, la Elevación Espiritual del Hombre para enfrentar la vejez, la enfermedad y la muerte, y llegar a vivir el estado de muerte para compenetrar su Verdad y su Índole (nirvana o ‘Estado del Buda’) y por este grado de claridad y visión Macro de la Vida y de Sí Mismo se llamó a esa conciencia… ‘iluminación’;  tercero, la superación absoluta de la muerte y la obtención de inmortalidad con el fin de participar en el Plan del Padre en la calidad que cada Espíritu posee- Cristo- .

15)    Estos Tres Estados siguen actuando y verificándose en todo Ser Espiritual: el Hombre mental, carnal, y aprisionado por su Alma (psiquis – Sentidos) e influenciado por el Mundo y sus leyes e imposiciones (que parecen infranqueables y casi imprescindibles- siendo una gran Ilusión-) y que desde tal estado quiere elevarse a lo Espiritual debe enfrentarse primero a su Calidad Humana: Virtudes, Coherencia, Superación de Sí Mismo, uso de su Inteligencia, Discernimiento, Opción, Renuncias…Camino de Vida. Y en este acto Superior, que lo eleva por encima del ‘hombre común’, el Hombre Espiritual asume que para presentarse ante Dios primero debe ser una Persona Integra y de Opciones por el Bien. En este proceso se verifica la Gracia concedida a los Hombres por la acción del Krisna. A esto los Sabios y Santos llamaron ‘El Camino Medio’ (más arriba del hombre común, más abajo que los dioses).

Luego, cuando los asuntos menores ligados a lo carnal, a lo mental y al Alma, y vencido el Mundo y sus imposiciones, han sido colocados bajo la Quietud del Espíritu, influenciados por el Gobierno del Espíritu y Discernidos por las Virtudes Espirituales (no ‘eliminados’…no se elimina la mente: se ilumina; no se elimina la Carne: se convierte en Templo del Espíritu; no se elimina el Alma: si no que se esposa ésta al Fuego del Espíritu (Nupcias); no se elimina el Mundo: sino que se está, existe, en el Mundo pero NO SE ES, no se pertenece, al sistema Cainita) entonces, en esta armonía, se puede Discernir y Vivir la muerte, conocerla, pasar por ella en Meditación, y descender a los Abismos y saber con certeza de aquellos  los demonios que traban el propio ascenso espiritual; se está en grado de abrir ante Sí la razón de la existencia temporal y la vejez no solamente física, sino la propia antigüedad espiritual. Y se puede Discernir las Causas de las enfermedades y el rol que éstas cumplen en la Índole de cada persona y de grupos humanos completos.

Tal Sabiduría yace abierta por Gracia de la Acción Trascendente del Buda. Y recorrido tal Camino, que es Ley Espiritual, independiente que el Hombre sepa que tales características pertenecen a la Gracia del Krisna, o tales otras a la Gracia del Buda…se suceden igualmente. Y muchos nombres le han colocado a estos fenómenos y etapas espirituales, pero todo Ser que lo ha vivido es un Santo o un Sabio que a su vez lo ha enseñado.

Pero el Sentido que Krisna dejó en la Red de Vida del Hombre se activa en todo Ser que inicia su ascenso de hombre común a Hombre Superior; y la Gracia que el Tattaghata Buda dejó en la Red de Vida permite que todo Ser que Medita desde la purificación de las Virtudes -y en Inocencia se entregue a su propia Índole espiritual, confiando en Dios –  logre romper el Tiempo, y alcance el Estado máximo de su calidad espiritual.

Entonces se entiende el Plan de Cristo: de otro modo todo lo que Cristo declara y propone parece una locura imposible de poner en práctica Espiritual.

16)   El Cristo no propone al Hombre ser un ‘buen hombre’ y nada más; ni induce a orar y meditar para llegar a niveles de conciencia, y basta con aquello. El Cristo insta al Hombre a superar la muerte, vencerla, y seguir vivos en Cuerpo Espiritual con mayor Conciencia – Ley de Resurrección– Y reta al Hombre NO a hacer esto o aquello – incluso altamente religioso- sino solamente la Voluntad del Padre. Y para eso Cristo se propone a Sí Mismo cuan Dios Salvador, Dios Guía, Dios de Hombres y de Ángeles.

Mientras que Krisna y Buda declaran que los estados que ellos abren por Gracia de Dios son alcanzables por práctica, por renuncia, por opción superiorel Cristo se propone Él Mismo cuan Conductor: ‘Nadie llega al Padre si no es Por Mí’. Y esto se entiende porque el Camino de Cristo es altamente divino. Su propósito es que el Hombre adámico RECUPERE su condición divina original, y mucho más: que sea un Elohim. Pero va más lejos aún; que el Hombre Espiritual se una al Padre y pase a Vida Eterna. Jamás, nunca, ningún dios, y menos profetas o santos, pudieron abrir una senda tan alta, y tan directa a los Orígenes Santos.

17)    El Mundo y el Hombre mundano han levantado religiones en torno al Krisna; y lo han hecho en torno al Buda; y en el nombre de Jesús se realzó el muro que Cristo destruyó en Tres Días. Y estos mismo Hombres del Mundo dividen a los Hombres por religiones, y hacen e hicieron y harán guerras en nombre de sus religiones y civilizaciones religiosas. Y provocan disidías y litigios por asuntos doctrinarios y por libros, y por autenticidad de su ‘verdad’ que siempre a  los ojos del aquel miope que no se asume imperfecto … es una ‘verdad absoluta’.

18)    El Cainita divide al Hombre por supuestos dioses, por religiones, por países, por terruños y potestades. Dios hizo al Hombre como a un Hijo Único e Igual, y lo puso en este Mundo cuan varón y mujer  para que se amaran y procrearan, y supieran administrar con Sabiduría las Gracias de su Creación. La división en culturas cerradas y en conflicto; la ‘patria’ defendida por armas y ejércitos en contra de otros hermanos que también creen en ‘su patria’ con sus armas y ejércitos; así como la teoría de razas supuestamente superiores, y la existencia de imperios o gobiernos imperiales que someten y condicionan a gran parte de la humanidad…son parte de la Caída que se opone al Plan de Dios. Este Mundo, así caído como está, no es del Reino, y el Reino de Dios no es de este Mundo. Y en este contexto, también las religiones, y sobre todo las instituciones eclesiásticas ligadas al manejo e influencia de la gobernabilidad mundana y de las finanzas,  son parte activa e importante del sistema Cainita contrario al Plan de Dios.

19)   En Cristo se resume TODA la ESPIRITUALIDAD del Hombre. Porque Cristo asume en su Plan todo el Camino abierto para el Hombre. Así como en el camino búdico no es necesario iniciar desde la senda de Krisna:  porque en el Buda se resume y condensa la Gracia de Krisna y la integra a su Gracia; de tal manera también el Cristo condensa y resumen en Su Divinidad la Gracia entera de los dioses previos a él. En efecto, con la meta de Alcanzar la Voluntad del Padre  el Hombre asume a Cristo cuan divinidad Conductora, y su inicio será siempre adquirir las Virtudes que, por ejemplo, Él enseña en el Sermón de la Montaña; la Oración en Espíritu y sin hipocresías; la Bondad del Samaritano; no juzgar y ser persona coherente; Discernir en Paz; no depender del Mundo y del dinero, etc. …Es decir: precisamente aquello que se entiende por superar al ‘hombre común’ y postular a una calidad superior de ser Persona.

Pero  Cristo no se queda ahí: advierte en contra de quienes en base a esta plataforma ‘hacen lo que creen, sienten o piensan’ desde el ego y lo mundano, sin Discernir la real Voluntad del Padre. Entonces llama a un compromiso que se sella en el Acto del Bautismo: por Agua, para sepultar al Hombre común que ya no debe prevalecer; por Fuego (Espíritu) para proponer conocer, entender y obedecer al Espíritu que Vive en el Hombre. Y en este Sello se coloca a Cristo Dios cuan Conductor y Guía hacia la meta de la Voluntad del Padre. Y desde este Sello y Compromiso el Hombre inicia su Consagración: que corresponde a la lucha en los abismos, el viaje a los infiernos para distinguir a los demonios, y la santidad que vence lo mundano y lo bajo del Mundo.

20)    Cristo propone al Hombre: vencer a la muerte, y Transformar su Ser Carnal en Ser Espiritual. Y para esto Cristo Dios vence a la muerte en su principado y arrebata las llaves de la muerte que yacían en poder de los infiernos.

Sin esta realidad no habría Salvación. Por lo mismo es que la teoría exclusiva de que La Salvación se hallaría en la cruz y en la muerte física de Jesús es un modo de negación de La Salvación. Los 12 días de martirio y la muerte física de Jesús en la cruz romana corresponde al ‘pago de la deuda’ contraída por la generación adámica original.

La Caída de los adanes y de los cainitas nunca fueron sancionadas  por Dios, y tales aberraciones debían saldarse: y Jesús paga en 12 días de escarnio y en el calvario de la cruz por la deuda del Hombre. Una vez finiquitada la deuda, culminada la encarnación en Jesús, el Cristo Dios  ejecuta el Gran Cambio en los Tres Días que permite al Hombre tenerlo a Él por Dios Salvador y Conductor, y por Él llegar a la Voluntad del Padre. Y siendo Cristo el Vencedor de la Muerte, solamente Él en su divinidad puede guiar al Hombre al triunfo sobre la muerte mediante la Ley de Resurrección. El Hecho de Salvación: pago de Jesús (martirio y cruz) y Acción Liberadora del Cristo (Tres Días y Resurrección)…están sucediendo ahora… no en el Tiempo, no en fecha de la historia…sucede a cada minuto en la vida del Hombre.

21)    Cristo no cambia, ni salva ‘al Mundo. Cristo Salva al Hombre. Advierte que el ‘Mundo éste lo odia y odiará a Los Suyos’. Cristo cambia la Ley que aprisionaba al Hombre y lo mantenía lejos del Reino y no le permitía acceso a los estados superiores de vida (llamados ‘cielos’). Cristo vence la potestad de la muerte que obligaba al Hombre:  o a dormir el sueño de la espera, o a regresar a la Carne con la misma deuda, o ser presa de los infiernos. Cristo abre las potestades celestiales, cierra los infiernos, y deroga la ley de los abismos. Y desde Su Ley todo Hombre será y es medido por sus Obras, y según cercanía o lejanía de la Voluntad del Padre; y eso solo puede ser medido por Cristo, por ser Él el Dios de los Hombres y de los Ángeles.

22)     El Mundo sigue siendo Cainita, y las potestades tenebrosas prosiguen su influencia mediante los Deseos y Violencia innata del Cainita predominante. Pero la Ley de Vida y los Frutos que cada uno recogerá están bajo plena Potestad de Cristo: el Alfa y la Omega de La Creación… el Verbo. Por lo mismo es que Cristo no llama a cambiar al Mundo, y menos insta a participar de lo mundano y del poder del dinero; sino que enseña y actúa en la Espiritualidad del Hombre, en su Fe activa y coherente, en las Virtudes aplicadas a todo el radio de la Vida del individuo; y llama a entregar Luz a quienes no encuentran este Camino, y guiarlos para que también ellos obtengan su Relación Personal con el Cristo Vivo.

Ni a formar una religión, ni a levantar una iglesia, ni a imponer una curia política para ejercicio de poder mundano; ni para reinados y principados del Mundo, ni para gobierno del dinero y del pecado. Cristo en los Tres Días  levanta el Nuevo Templo:  coloca al Espíritu en el Hombre cuan Altar del Tabernáculo de la Nueva Ley; el Hombre Espiritual es el Nuevo Templo alzado en los Tres Días de Cambios y de Victoria. El Espíritu en el Hombre es el verdadero Gobierno de Cristo. Solo por este Gobierno Espiritual el Hombre alcanzará su divinidad una vez llegue al Padre conducido por el Cristo que es Ley de Vida.

23)    Esta realidad no nos hace más cristianos, o menos cristianos. Reconocer la realidad de los dioses no nos conduce a formar parte de las religiones que se rehacen a tales figuras. Aceptar la Sabiduría de los Santos y Sabios no nos hace religiosos ligados a tal o cual cultura. Porque por Discernimiento Espiritual podemos saber que Dios no posee fronteras, ni lenguaje único, o única Presencia, o libro exclusivo, o pueblo elegido por santidad (sino ‘elegido’ por maldad y para elevarlo a su salvación).

Todos los Hombres somos iguales: porque todos somos poseedores de un Espíritu Original que nos hermana (menos los nacidos por manipulación humana: esos tienen Alma, pero carecen del Espíritu del Creador) Y Dios, siendo Dios, no puede ser restringido en su Potestad y Acción. Y es DEBER de HUMILDAD del Hombre IR, CAMINAR, ASCENDER en Pos de Dios y sus modos de relacionarse con el Hombre. Y es soberbia intentar colocar a Dios a según de la conveniencia o convicción humana. Y es desde esta altura Espiritual que el Hombre de Espíritu obtiene Sabiduría, no conocimiento, sino Sabiduría. Y en Sabiduría no existen los ‘ismos’ religiosos (budismo, cristianismo, taoísmo…etc.), sino la Coherencia de Fe en la Acción de Vida. Los ‘ismos’ dividen y juzgan. Dios no acepta que el Hombre juzgue lo de Dios.  No existe el dios de los cristianos, o dios de los Hebreos, o el dios de los musulmanes. Existe DIOS.

24)    Sabiduría es un nombre de calidad y cualidad del Espíritu Madre. Porque el Espíritu Padre pudo Explosionar con su Luz y Creación por la Gracia del Espíritu Madre, llamado: Espíritu Santo.  Porque es un Origen de Santidad y es la Fuente de todo Misterio;  y por lo mismo el Verdadero Magisterio y el Poder Santo solo pueden venir y ser concedidos por el Espíritu Santola Eterna Madre Sabiduría.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: